miércoles, 14 de mayo de 2014

TOMANDO POSICIONES PARA EL VERANO

Se acerca mi cumpleaños.

Y con él un momento que se repite, puntual, año tras año, ese instante en el que mi madre me felicita con un beso y me da un billete de 50 euros mientras afectuosamente me reprende por anticipado: “Pero no te compres más libros, niño, que un día os van a echar de la casa”.

Pues va a ser que no, madre.


No hay comentarios: