martes, 22 de enero de 2013

CUANDO TERMINÓ, LA HISTORIA TODAVÍA ESTABA ALLÍ

Esa es la sensación. Que, tras un largo paréntesis, todo sigue igual que antes. Como esos amigos que ves de higos a brevas pero basta con el abrazo inicial para saber que nada ha cambiado. Algo parecido ocurre con esta historia, una de las muchas que llevan años cogiendo polvo en el disco duro de mi ordenador. Haciéndose viejas. Condenadas. Relegadas al olvido por temarios de oposiciones. Por  mamotretos de antropología. Sé con certeza que esta no es mi mejor historia. Es, sin embargo, la historia que me apetece contar. Tal vez influya en esto el hecho de que los años pasan volando. El temor inevitable a distanciarme en exceso de ese protagonista que comenzó siendo mayor que yo y al que ahora saco casi una década. La sospecha real de que el mundo en ruinas que habita entre esas páginas ha empezado a desmoronarse, y o lo apuntalo con palabras o lo dejo difuminarse hasta ahogarse en la nada.

De modo que ahí me tienes, tratando de organizar en un corcho viejo y destartalado una historia que lleva quince años dando tumbos en mi cabeza. Apenas tres meses en la vida de un treintañero cuyos días transcurren de su casa a la charcutería y de la charcutería a su casa. Con la ciudad de Córdoba como escenario. Con muchas dudas y un título: “Todo está en tus ojos”.

 
Sí, amigo.

Aquí está todo.

Que alguna vez sea algo ya solo depende de mí.

domingo, 20 de enero de 2013

CRASH

La habré visto una docena de veces. Y cada vez me gusta más. Tal vez porque, como en la vida, nadie es lo que parece y todos podemos ser cualquiera.

Lo cierto es que no se puede hablar de “Crash” sin correr el riesgo de destriparla. Pertenece, cómo decirlo, a ese tipo de películas que, a poco que te descuides, has subido entera por cachitos a la entrada de tu blog.

Precisamente por ese motivo, porque cada escena es una puñetera obra de arte, os dejo la primera que he encontrado en internet, esa en la que el cerrajero hispano cuenta a su hija de cinco años la historia de su capa de invisibilidad. 

video
  

miércoles, 9 de enero de 2013

ROSKILDE

Dejamos hoy la última entrada dedicada a la escapada que realizamos durante el pasado mes de julio a Dinamarca y Suecia. En concreto, nos centraremos en la ciudad danesa de Roskilde, una ciudad que no estaba inicialmente incluida en nuestro viaje y que nos sorprendió muy gratamente.


Roskilde está situada en la isla de Selandia y cuenta en la actualidad con cerca de 50.000 habitantes. Sin embargo, no esperes encontrar edificios altos y grandes aglomeraciones. Allí todo son casitas y prados que desembocan en el bonito fiordo de Roskilde.



Por su cercanía con Copenhague, Roskilde es un destino perfecto para realizar pequeñas excursiones. Sólo por pasear por su casco histórico o visitar el puerto y su famoso museo de barcos vikingos ya merece la pena acercarse hasta allí.


Eso sí, no olvides hacer una parada en su catedral, de estilo gótico danés y declarada Patrimonio de la Humanidad desde 1995. Cuanto menos, curiosa.



En fin, me calló ya y os dejo algunas fotos y vídeos. 

video


viernes, 4 de enero de 2013

10 LIBROS PARA ABRIR BOCA...

Hablar de cuáles han sido los mejores libros del año que acaba de abandonarnos sería, por mi parte, un acto de enorme vanidad y fanfarronería. Básicamente, porque durante el 2012 he leído poco. A ver, casi no he hecho otra cosa durante mi tiempo libre, pero no han sido novelas ni poemarios, sino etnografías y libros de texto sobre Etnología Regional, Parentesco o Antropología Política. Si a eso añades el hecho de que cada año se publican en España decenas de miles de libros de los cuales yo (si me aplico) apenas leeré 60 o 70, comprenderás que la confección de una lista “real” de los mejores libros del año sea, al menos en mi caso, tarea imposible.

Lo cierto es que (aún concediendo que una cantidad importante de esos miles de libros que se editan no son de literatura) la elección de los títulos que cada lector devora está siempre condicionada por lo visible. Yo sólo puedo leer libros que sé que existen, aquellos que tanto las editoriales como las librerías o los suplementos y blogs literarios ensalzan y publicitan. Un ejemplo de la cantidad increíble de libros que por lo general pasan desapercibidos al grueso de lectores (y, por lo tanto, excluidos de todas esas listas) lo encontré el pasado 13 de diciembre en La Central de Callao, librería que visité aprovechando que estaba en Madrid para realizar los exámenes extraordinarios de fin de carrera. En fin, ver en una estantería (por poner un ejemplo) baldas y baldas dedicadas por completo a la Literatura Eslava, con cientos de libros recientes de autores que, en muchos casos, no conocía, me descolocó tanto que tuve que salir de allí por patas, sin comprar nada, aturdido por la certeza de que corría el riesgo de gastarme allí toda la paga extra que por ser funcionario no me han pagado estas navidades.  

Es por todo esto por lo que, más que una lista con lo mejor del año que ha terminado, voy a confeccionar una lista con una decena de libros que (tras haber sido comprados y vilmente abandonados en algún rincón de la casa, algunos durante muchos meses) me gustaría leer en breve. Son estos:

(“Hemingway y la lluvia de pájaros muertos”, de BORIS ZAIDMAN. Ed. Errata Naturae)

(“La librería”, de PENELOPE FITZGERALD. Ed. Impedimenta)

(“El rapto de Britney Spears”, de JEAN ROLIN. Ed. Libros del Asteroide)

(“Agosto, octubre”, de ANDRÉS BARBA. Ed Anagrama)

(“Todo como antes”, de KJELL ASKILDSEN. Ed. DeBolsillo-Lengua de Trapo)

(“Conversaciones con David Foster Wallace”, de STEPHEN J. BURN. Ed. Pálido Fuego)

(“Ropa tendida”, de EVA PUYÓ. Ed. Xordica)

(“Absolución”, de LUIS LANDERO. Ed. Tusquets)

(“Cerveza en el club de Snooker”, de WAGUIH GHALI. Ed. Sajalin)

("El mercader de alfombras", de PHILLIP LOPATE. Ed Libros del  Asteroide)

(“Kriptonita en el bolso”, de IVAN COTRONEO. Ed. Libros del Silencio)


Ya contaré qué tal.