sábado, 11 de agosto de 2012

CADA DÍA UNA PALABRA...

Cuando despertó, la algallota todavía estaba allí.

No hay comentarios: