sábado, 7 de enero de 2012

DE NADALES Y PLANETAS

La pasada madrugada, con motivo de la concesión del Premio Nadal 2012 a Álvaro Pombo, entré en la Wikipedia y eché un vistazo a los veinticinco o veintiséis últimos ganadores de este certamen. También consulté los veinticinco o veintiséis últimos ganadores del Planeta. Sobra decir que estos dos concursos son (exceptuando algún que otro premio institucional como el Cervantes) dos de los premios literarios más importantes (y mejor remunerados) del país. Esta es la relación de vencedores:

ÚLTIMOS GANADORES DEL PREMIO NADAL:
1986 - Manuel Vicent, por “Balada de Caín”.
1987 - Juan José Saer, por “La ocasión”.
1988 - Juan Pedro Aparicio, por “Retratos de ambigú”.
1989 - No se concedió.
1990 - Juan José Millás, por “La soledad era esto”.
1991 - Alfredo Conde, por “Los otros días”.
1992 - Alejandro Gándara, por “Ciegas esperanzas”.
1993 - Rafael Argullol, por “La razón del mal”.
1994 - Rosa Regàs, por “Azul”.
1995 - Ignacio Carrión, por “Cruzar el Danubio”.
1996 - Pedro Maestre, por “Matando dinosaurios con tirachinas”.
1997 - Carlos Cañeque, por “Quién”.
1998 - Lucía Etxebarria, por “Beatriz y los cuerpos celestes”.
1999 - Gustavo Martín Garzo, por “Las historias de Marta y Fernando”.
2000 - Lorenzo Silva, por “El alquimista impaciente”.
2001 - Fernando Marías, por “El niño de los coroneles”.
2002 - Ángela Vallvey, por “Los estados carenciales”.
2003 - Andrés Trapiello, por “Los amigos del crimen perfecto”.
2004 - Antonio Soler, por “El camino de los ingleses”.
2005 - Pedro Zarraluki, por “Un encargo difícil”.
2006 - Eduardo Lago, por “Llámame Brooklyn”.
2007 - Felipe Benítez Reyes, por “Mercado de espejismos”.
2008 - Francisco Casavella, por “Lo que sé de los vampiros”.
2009 - Maruja Torres, por “Esperadme en el cielo”.
2010 - Clara Sánchez, por “Lo que esconde tu nombre”.
2011 - Alicia Giménez Bartlett, por “Donde nadie te encuentre”.
2012 - Álvaro Pombo, por “El temblor del héroe”.


ÚLTIMOS GANADORES DEL PREMIO PLANETA:
1986 - Terenci Moix (España), por “No digas que fue un sueño”.
1987 - Juan Eslava Galán (España), por “En busca del unicornio”.
1988 - Gonzalo Torrente Ballester (España), por “Filomeno, a mi pesar”.
1989 - Soledad Puértolas (España), por “Queda la noche”.
1990 - Antonio Gala (España), por “El manuscrito carmesí”.
1991 - Antonio Muñoz Molina (España), por “El jinete polaco”.
1992 - Fernando Sánchez Dragó (España), por “La prueba del laberinto”.
1993 - Mario Vargas Llosa (Perú), por “Lituma en los Andes”.
1994 - Camilo José Cela (España), por “La cruz de San Andrés”.
1995 - Fernando G. Delgado (España), por “La mirada del otro”.
1996 - Fernando Schwartz (España), por “El desencuentro”.
1997 - Juan Manuel de Prada (España), por “La tempestad”.
1998 - Carmen Posadas (España), por “Pequeñas infamias”.
1999 - Espido Freire (España), por “Melocotones helados”.
2000 - Maruja Torres (España), por “Mientras vivimos”.
2001 - Rosa Regàs (España), por “La canción de Dorotea”.
2002 - Alfredo Bryce Echenique (Perú), por “El huerto de mi amada”.
2003 - Antonio Skármeta (Chile), por “El baile de la Victoria”.
2004 - Lucía Etxebarria (España), por “Un milagro en equilibrio”.
2005 - Maria de la Pau Janer (España), por “Pasiones romanas”.
2006 - Álvaro Pombo (España), por “La fortuna de Matilda Turpin”.
2007 - Juan José Millás (España), por “El mundo”.
2008 - Fernando Savater (España), por “La Hermandad de la Buena Suerte”.
2009 - Ángeles Caso (España), por “Contra el viento”.
2010 - Eduardo Mendoza (España), por “Riña de gatos. Madrid 1936”.
2011 - Javier Moro (España), por “El imperio eres tú”.
Como puede observarse, tras analizar ambas listas, algunos escritores incluso han obtenido durante este lapso de tiempo (1986-2011/2012) los dos galardones (entre paréntesis, primero el premio Nadal y segundo el premio Planeta):
·         Juan José Millás (1990 y 2007).
·         Rosa Regás (1994 y 2001).
·         Lucía Etxebarría (1998 y 2004).
·         Maruja Torres (2009 y 2000).
·         Álvaro Pombo (2012 y 2006).

O han estado en el meollo de alguno de ellos (Premio Planeta) en varias ocasiones:
  • Fernando Schwartz, ganador en 1996 y finalista en 1982.
  • María de la Pau Janer, ganadora en 2005 y finalista en 2002.
  • Fernando Savater, ganador en 2008 y finalista en 1993.
  • Angeles Caso, ganadora en 2009 y finalista en 1994.
Otra conclusión que puede extraerse de la lectura de ambas listas de galardonados es que todos los autores son muy conocidos (1). Obviamente, cuando digo conocidos me refiero a que ya lo eran antes de la concesión de estos premios, y no como consecuencia o resultado de la concesión de los mismos. Basta con echar un vistazo a estas listas para comprobar que la inmensa mayoría de los premiados (y numerosos finalistas) son gente muy conocida dentro del mundillo literario o (últimamente, sobretodo) salen en la tele.

Cualquiera puede presentarse al premio Nadal o al Planeta. Basta con tener escrita una novela y que ésta sea inédita. También ayuda mucho ser algo incauto. Y digo esto porque hace ya mucho que estos premios no tienen como objetivo descubrir autores nuevos a los lectores, sino sólo hacer dinero. De ahí que estos premios caigan siempre en manos de algún “valor seguro” (escritores importantes que ya publican en la editorial que les concede el premio, o que acaban de ser fichados por ésta, utilizando en ese caso el premio como trampolín para incrementar notablemente las ventas de su nuevo libro). Son, digámoslo de una manera suave, escritores “profesionales”, muy conocidos por los lectores, que aseguran a la editorial convocante un número de ventas elevado.

De modo que ciertas editoriales montan todos los años su concurso de paripé al que se presentan 400, 500 o 600 ilusos, y tras un proceso de criba y selección el jurado emite el fallo, que hace público y oficial lo que tanto el autor galardonado como la editorial ya sabían desde hace meses: que el premio estaba dado de antemano. Ya lo dijo muy clarito Miguel Delibes en 1984 (ver aquí), cuando Lara le ofreció ganar el Planeta (le vendió incluso la moto de que si aceptaba el premio todos (¡hasta la Literatura!) iban a salir muy beneficiados). Mi memoria es muy mala, pero creo que ese año también le ofrecieron el Planeta a Sábato, y que el galardonado resultó ser finalmente Cela (para colmo, con una novela que plagiaba con descaro la novela de otra concursante).

Lo cierto es que basta con echar un vistazo a la gala de uno de estos premios para comprobar que toda esa amalgama de empresarios, políticos y periodistas (2) que se reúnen allí no han hecho un stop en sus exclusivas y adineradas existencias sólo para disfrutar de la fiesta de la literatura. Muy al contrario, lo que los atrae a esa  fiesta es el negocio, la pasta, el poder y la influencia.

Pese a todo, soy de los que piensa que los lectores tienen siempre la última palabra. Cada uno lee los libros que quiere y con el tiempo adquiere la cultura literaria que se merece. En lo que a mí respecta, esas dos listas de premiados que insertamos al principio no me sirven de guía para descubrir qué autores leer. Muy al contrario, sospecho que en las ausencias que hay en ellas es donde tal vez se encuentren las claves de por dónde camina la literatura con mayúsculas.


NOTAS:

(1)   En mi caso, sólo desconocía el nombre de Alicia Giménez Bartlett, ganadora del Nadal el año pasado.

(2)   Además de algún que otro finalista iluso, que ha llegado esa mañana en autobús desde Palma del Río o La Solana (por poner dos ejemplos) con el sueño de convertirse esa noche en el flamante ganador de este importantísimo certamen.

No hay comentarios: