sábado, 6 de agosto de 2011

TRES INSTANTES: ESTRASBURGO

Estaba cerca, a apenas una hora de Basilea. Y yo llevaba demasiados años queriendo conocerla como para dejar escapar una oportunidad así. Echa un vistazo a estos vídeos y verás por qué:

video

(Vista desde Place Kléber)

video

(Vista desde Place Gutenberg)

video

(Vista desde Rue Mercière)

video

(Vista desde Petite France )

2 comentarios:

José Luis Amores dijo...

Juan, yo estuve hace 23 años, de vuelta de un viaje muy largo, y los estrasburgueses (burgueses de estrás) se rieron de mis amigos y de mí porque hicimos una parodia de paso de Semana Santa con un jopo (así llamábamos a esos cacharros cónicos, naranjas y blancos, que ponen en las carreteras para señalizar y delimitar una obra). Entonces casi no sabía francés y de la retahíla incomprensible sólo entendí una palabra: españoles.

JUAN ALMOHADA dijo...

Jeje, buena la liaríais, entonces.
La verdad es que la ciudad es tan bonita como imaginaba. La pena es que estaba abarrotada de turistas (como yo). En fin, supongo que de madrugada, con las calles tranquilas, tiene que ser espectacular.