sábado, 25 de septiembre de 2010

UNA MAÑANA DE VIERNES...


No es ésta una mala forma de pasar un viernes por la mañana. En una mano mi enano. En la otra un libro excepcional de Martín Amis. Y en el horizonte aún nueve fantásticos días de permiso paternal. La vida a veces tiene su punto.

4 comentarios:

José Luis Amores dijo...

Qué envidia. Te vas a partir de la risa con esa novela de Amis. No es Campos de Londres, pero es puro Amis.

Saludos.

Campoviejo dijo...

No puedo quejarme, José Luis. Y es que estoy disfrutando tanto con "La información" que de cuando en cuando me asomo a la biblioteca de casa, sólo para comprobar que la media docena de libros que tengo de Amis (entre ellos, "Campo de Londres") siguen allí, esperando pacientes.
Curiosamente, "La información" la adquirí en Málaga, en una de las muchas librerías de viejo que visité casi a diario durante los años que pasé allí, leyendo mucho y estudiando poco. Ahora apenas si voy a Málaga una vez al año, pero (amigos aparte) la mañana perdida en Biblos o Códice (por citar sólo algunas librerías de segunda mano) justifica ya por si sola el viaje.
En fin, José Luis, muchas gracias por asomarte a este páramo manchego y dejar tu huella.

Un saludo.

José Luis Amores dijo...

Hola, Juan. ¡¡Ya es viernes otra vez!!, que decía un antiguo socio mío. Biblos desapareció de su lugar original, ahora esté en la rue Ollerías, antes de llegar a la Biblioteca Provincial. Códice sigue en el mismo sitio (Casapalma), pero con sus dependientes cada vez más... raros.

Yo también estuve trabajando un tiempo en tu tierra, hace años. Recuerdo una tarde especialmente aburrida. Fui a Massimo Dutti de Ciudad Real porque me faltaba ropa (fui poco previsor al hacer la maleta). Salí de la tienda y paseé un poco por la Plaza Mayor, seguramente compré tabaco y/o estuve un rato hipnotizado con los niños patinando sobre el hielo. Allí al lado hay una librería. Entré a curiosear, pero la selección literaria era parca y al final salí con un libro sobre la API de Windows: leer a toda costa, aunque sean sentencias en C++. Y por la noche, en el hotel Doña Carlota, Domingo, aquel alcalde de un pueblo cercano que supongo conoces, tenía invitados en el restuarante. No leí nada. Me dediqué a escucharlo y a comer.

¿Has terminado ya la novela de Amis? ¿Qué te ha parecido? Ahora me suscribo a comentarios de seguimiento, la semana pasada no caí y por eso vuelvo un tanto tarde.

Saludos.

Campoviejo dijo...

Hola, José Luis.
Desgraciadamente, Ciudad Real no se caracteriza por la oferta de sus librerías. Hay muy pocas y, que yo sepa, ninguna de segunda mano. Esa es una de las cosas que añoro de Málaga. No exagero si afirmo que más de la mitad de los libros que cogen polvo en mi biblioteca los compré en los años pasados allí. Así que ahora todos los libros los adquiero por Internet.
“La información" me ha encantado, aunque la verdad es que no sé cómo he conseguido terminarla. El bebé, la última Quimera (que me llegó ayer) y la montaña de libros de Antropología que debo estudiar este año se reparten a tortas casi todo mi tiempo libre y, sobretodo, mis ya de por sí escasas horas de sueño. Desde luego, este libro me ha gustado mucho más que "Tren nocturno", única obra que conocía hasta ahora de Martin Amis.
En fin, no te robo más tiempo.
Un saludo.