sábado, 4 de septiembre de 2010

ABRIR LA BOCA


Sí. Lo sé. Este páramo anda últimamente más desamparado de lo normal. Tal vez sean los exámenes. O la reciente llegada de uno más a la familia. O, simplemente, esa maldita manía que arrastro conmigo desde la infancia, de mantener la boca cerrada cuando no hay nada interesante que decir.

No hay comentarios: