sábado, 3 de octubre de 2009

VEO, VEO...

Miro y miro esta fotografía, y en ella veo una galaxia lejana, una neurona ampliada. Lo macro y lo micro fundidos. Confundidos en cientos de miles de bombillas diminutas, de farolas alineadas, dando forma todas ellas a millones de habitantes que a estas horas duermen, beben, follan o mueren entre sus límites difusos. Sí, esta foto bien podría ser la foto de una galaxia lejana, o de una neurona ampliada, pero es, sencillamente, la ciudad de Londres vista desde el cielo, de noche.

No hay comentarios: