miércoles, 16 de septiembre de 2009

MIEDO

De esta foto (tomada en un campo de refugiados de Ramallah), me quedo con las armas de juguete cuyas sombras rodean al niño; unas sombras que ilustran una modalidad de violencia permanente, tan cotidiana que a menudo no sabes de donde procede; una violencia que, camuflada de juego, casi no parece real, tan brutal que se graba a fuego en la mirada de quienes la sufren. Como la de este niño, acurrucado contra el muro, resignado, con todo el miedo palpitando en sus ojos, unos ojos que miran y descubren que la esperanza y los sueños no se manchan sus zapatos transitando por lugares como ese.

(Esta fotografía, propiedad de GTRES, apareció en XLSemanal el pasado domingo, 13 de septiembre de 2009).

No hay comentarios: