miércoles, 6 de mayo de 2009

LYUBA

Lyuba es una cría de mamut lanudo de apenas un mes, que vivió en Siberia hace 37.000 años y que fue descubierta en un gran estado de conservación hace apenas dos. Desde entonces científicos de numerosos países se han enfrascado en la secuenciación de su genoma completo para clonarlo y devolverla a la vida. Esto, además de ser una misión técnicamente muy complicada, ha abierto algunos conflictos éticos.

La noticia, sin embargo, hace volar la imaginación de este proyecto de antropólogo, que se pregunta qué habría pasado si en todo ese entroncado de Australopithecus, Paranthropus, Kenyanthropus y Homo del que descendemos (cuya organización y/o simple existencia está basada a menudo en inferencias obtenidas a partir de fracciones minúsculas de una mandíbula, un fémur o un cráneo), en lugar de hallarse una cría de mamut, nos hubiéramos topado (por ejemplo) con un ejemplar perfectamente conservado de Homo neanderthalensis o de Paranthropus boisei. O, mejor aún, de alguna especie totalmente nueva que hiciera tambalear de nuevo los provisionales (aunque no por ello menos fascinantes) cimientos de la evolución humana.

(Fuente: Fernando González Sitges. XL Semanal 3 de mayo de 2009).

No hay comentarios: