viernes, 24 de abril de 2009

EL MURO DE LA VERGÜENZA

Recordar esa mañana es recordar un montón de imágenes interconectadas: la visión de las minas a ras de tierra, los grupos de jóvenes saharauis arrastrando entre cantos trozos de alambrada, el ruido seco, la nube de polvo y de repente un saharaui de apenas dieciséis años que va a ahorrarse en adelante una pasta en calzado, la sonrisa de los soldados marroquíes, las banderas, las camisetas pro-Sahara libre, los miles de no saharauis vestidos como saharauis, todos con nuestras cámaras de fotos y nuestros móviles de última generación sin cobertura, la curiosidad por saber cuántos estamos aquí por convencimiento y cuántos hemos venido sólo para figurar, porque es guay y es la aventura perfecta para luego contar de vuelta en casa, en el pub, el facebook o en nuestros blogs de pringados primermundistas.

domingo, 19 de abril de 2009

¡CUIDADO CON LOS CAMELLOS!


Esta señal se encuentra en el camino que va de Smara a Rabuni, y en un principio me pareció una curiosidad turística más; algo que alguien coloca un buen día en una carretera desierta para que los tipos como yo se echen a su lado la típica foto. Sin embargo, la señal tiene su sentido, como pude comprobar dos días más tarde.

viernes, 17 de abril de 2009

DE LO SENCILLO

No nos engañemos. Uno no va a Smara a disfrutar de su arquitectura o gastronomía. Sin embargo, basta con descender del viejo todoterreno y pisar la arena de este campo de refugiados para sentirse sobrecogido por la entereza y la humildad de sus habitantes. Tal vez sea ahí, en las historias que portan sobre sus espaldas, donde resida la belleza de este lugar. Una belleza sin artificios, tan sencilla y descarnada que duele a primera vista. A continuación os dejo una serie de fotografías que tal vez clarifiquen un poco lo que intento explicar:
(Fuente de fotografías 1, 4 y 5: Sebas )

miércoles, 15 de abril de 2009

ATARDECER EN SMARA

Es un comienzo. Un comienzo como otro cualquiera. Un puñado de fotografías que retratan el atardecer en Smara, una de las wilayas donde viven desde hace más de treinta años miles de saharauis con un sueño común: regresar algún día a su tierra.
(Fotografías: Sebas)

viernes, 10 de abril de 2009

LA BALA


...así es mi vida


triste y definitiva
como esa bala que se aloja en el pecho
de alguien que sólo pasaba por allí

domingo, 5 de abril de 2009

ÁNGEL GONZÁLEZ



Un poema perfecto dentro de un poemario redondo. Ángel González en estado puro.

QUISE



Quise mirar el mundo con tus ojos
ilusionados, nuevos,
verdes en su fondo
como la primavera.
Entré en tu cuerpo lleno de esperanza
para admirar tanto prodigio desde
el claro mirador de tus pupilas.
Y fuiste tú la que acabaste viendo
el fracaso del mundo con las mías.

(“Quise” forma parte del poemario “Otoños y otras luces, editado por Tusquets Editores.”).

miércoles, 1 de abril de 2009

UN ALTO EN EL CAMINO


Dos semanas voy a andar alejado de este páramo deshabitado, al que a veces se asoma algún que otro incondicional amigo. Y, paradojas de la vida, lo hago para adentrarme en lo más profundo del desierto. La idea no es otra que sentir de cerca la dura realidad que desde hace más de tres décadas soporta el pueblo saharaui. Entretanto, si te acercas por aquí… ya sabes. Pasa y ponte cómodo. Estás en tu casa.