jueves, 5 de marzo de 2009

SIETE ALMAS


Vale. Sólo es una película. Pero puede servir para poner los pies en el suelo a todas aquellas personas que creen que su vida no es tan maravillosa como ellos desearían. Incluso (si la señora no está presente) puede que se descubran con el rostro surcado de agridulces lagrimones. Muy, muy recomendable.

No hay comentarios: