domingo, 22 de marzo de 2009

EL NIÑO Y EL LINCE


La última campaña de la Conferencia Episcopal nos muestra juntos a un bebé y a un lince, y nos pregunta que cuál de los dos está más protegido por la Ley. Es curioso, porque compara un embrión humano con un lince ibérico, pero en los folletos no vemos un embrión sino un bebé de varios meses. Esto, en mi pueblo, tiene muchos nombres: manipulación, tergiversación…
No hay duda de que el aborto es un tema delicado en el que la religión, la ideología y la ciencia se combinan para generar multiplicidad de posturas y opiniones. Personalmente, lo único que pido es que se formulen con rigor y seriedad. Por eso me molesta que instituciones que deberían ser un modelo de respeto den muestras continuas de que “aquí todo vale” y mezclen sin pudor las churras con las merinas. Puede que, como dicen, la fé mueva montañas, pero, personalmente, prefiero la ciencia, cualquier ciencia, constructos de conocimientos vivos, autocríticos y, por encima de todo, éticos. Sinceramente, yo veo este cartel del lince y el bebé y por más que miro no veo la ética por ningún lado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si a esto no le ves ética, no te quiero ni contar lo de las hermandades de córdoba, van a ir a la procesiones mirando a ver si tienes el lazo blanco, si no lo tienes puesto es que eres un mal cristiano que no debes pertenecer a ese grupo elitista de santos sin pecados. V.

Campoviejo dijo...

Puede que sí, V, puede que a algunos se les esté yendo un poco la cabeza. Estoy dándole vueltas a esto que cuentas de los lazos blancos (que, sinceramente, me retrotrae a épocas lejanas de números tatuados a fuego y estrellas de David en la ropa) cuando me topo con la noticia de un colegio católico que ha mostrado a sus alumnos una presentación en la que identifica a los miembros del actual gobierno como asesinos en serie. No sé, puede que en ese colegio en concreto no se eduque sino que se adoctrine. O, peor, que se manipule. Aunque bien pensado… ¿no lleva implícito casi siempre el adoctrinamiento una buena dosis de manipulación? Lo cierto es que no puedo entrever en todas estas campañas sino un alto grado de hipocresía. Yo defiendo en el post al hombre y la ciencia frente al dogmatismo de la religión, a pesar de las opiniones de quienes nos tachan poco menos que de herejes, argumentando que estamos de parte de la criatura divina (el Hombre) en lugar de estar de parte del creador (dios).