domingo, 29 de marzo de 2009

QUIERO MORIR EN TUS BRAZOS


Hacía más de ocho años que no la veía, aunque debo reconocer que ni un solo día desde nuestra separación había dejado de pensar en ella, de recordar aquellas cinco palabras que dejó escapar entre lágrimas mientras yo abría la puerta y salía de aquel piso de segunda mano que apenas habíamos tenido tiempo de disfrutar como pareja. “Quiero morir en tus brazos”, me dijo, y juro que todas y cada una de las veces que esta frase ha perturbado mi memoria desde entonces me ha sonado igual de cursi que la primera vez, impregnada con el empalagoso e incomparable aroma de las telenovelas a las que tan aficionada era ella. Jamás se me ocurrió pensar que aquellas cinco palabras no encerraban un ruego o un deseo, sino una cruel premonición. Más de ocho años hacía que no la veía, pero ahora que mis manos sostienen temblando su cuerpo sin vida, en un intento desesperado por alejarla del coche que, atravesado en la autovía, amenaza con incendiarse, siento, entremezclados con los gritos de mi mujer y la sirena de la ambulancia que ya se aproxima, aquella frase maldita clavada en mi corazón, como una venganza premeditada.

martes, 24 de marzo de 2009

RETALES DE TU FAMOSO FAVORITO


Lo leí el otro día en “El hombre que salió de la tarta”, el magnífico blog del escritor Agustín Fernández Malló. Resulta que existe una web llamada “Celebrity skin” en la que cualquiera puede satisfacer sus más íntimos deseos fetichistas, y hacerse por un módico precio con una parte de su artista preferido. Y cuando digo “parte”, no me refiero a una fotografía dedicada, o a un poster, sino a fluidos corporales del personaje en cuestión. Así, por ejemplo, uno puede tener unos gramos de un mojón de Burt Reynolds o Robin Williams por 33 dólares. O medio gargajo de Billy Corgan (Smashing Pumpkins) por algo más de 8 dólares. O unas gotitas de pis de Robert Downey Jr por 25 dólares. La cosa, cuanto menos es curiosa (además de escatológica), pero no es nueva. El artista Piero Manzoni vendió hace unos años a varios museos y particulares un porrillo de latas con su mierda envasada, al módico precio de 40.000 euros la lata. Por otro lado, la literatura antropológica es un filón de curiosidades directamente relacionadas con el cuerpo. Para interesados, recomendamos hoy un par de títulos: “Cuerpo y espacio. Símbolos y metáforas, representación y expresividad de las culturas” de Honorio M. Velasco; y “Bueno para comer”, de Marvin Harris. Que ustedes los disfruten.

domingo, 22 de marzo de 2009

EL NIÑO Y EL LINCE


La última campaña de la Conferencia Episcopal nos muestra juntos a un bebé y a un lince, y nos pregunta que cuál de los dos está más protegido por la Ley. Es curioso, porque compara un embrión humano con un lince ibérico, pero en los folletos no vemos un embrión sino un bebé de varios meses. Esto, en mi pueblo, tiene muchos nombres: manipulación, tergiversación…
No hay duda de que el aborto es un tema delicado en el que la religión, la ideología y la ciencia se combinan para generar multiplicidad de posturas y opiniones. Personalmente, lo único que pido es que se formulen con rigor y seriedad. Por eso me molesta que instituciones que deberían ser un modelo de respeto den muestras continuas de que “aquí todo vale” y mezclen sin pudor las churras con las merinas. Puede que, como dicen, la fé mueva montañas, pero, personalmente, prefiero la ciencia, cualquier ciencia, constructos de conocimientos vivos, autocríticos y, por encima de todo, éticos. Sinceramente, yo veo este cartel del lince y el bebé y por más que miro no veo la ética por ningún lado.

jueves, 19 de marzo de 2009

PHILIP ROTH


Interesante entrevista la que Ana Tagarro ha realizado a Philip Roth en el Semanal de ABC. Entre otros temas, Roth expone su opinión sobre la muerte o el azar. Respecto a la primera, afirma que “cuando tenía 35 años ya pensaba en ella, pero me dije a mí mismo: deja de pensar en la muerte. Ya te ocuparás cuando tengas 75 años, porque piensas que nunca los vas a tener y tic, tac, tic, tac… aquí estoy”. También sostiene que el azar manda: “Todo es azar. Empezando por la concepción. Un hombre y una mujer se juntan y, de repente, ahí estás tú”. Roth no encuentra el sentido de la vida: “no hay sentido. No tiene por qué haberlo. El azar, la casualidad, produce nuestro destino”.

(Fuente: XL Semanal. 8 de marzo de 2009)

martes, 17 de marzo de 2009

COSMOPOETICA 2009


Un año más ya está en marcha Cosmopoética, un evento que durante marzo y abril (y desde hace un lustro) convierte a Córdoba en la capital de la poesía. Más abajo os dejo el enlace a la web, que es muy completo. Este año, junto a poetas nacionales como Nacho Montoto, Pablo García Casado, Eduardo Moga, Elena Medel o Luis Alberto de Cuenca, intervendrán también Álvaro Mutis, Michel Houellebecq, Alan Sillitoe, Bei Dao, etc. Todo un lujo.

martes, 10 de marzo de 2009

COMO CADA NOCHE


como cada noche regreso a tu lado y amparado en tu cuerpo arrincono temores flaquezas resueltas desilusiones e inconfesables fracasos

entretanto tú me miras sonríes yo me abandono al sentir tus labios escarbando entre mi pecho curiosos hasta que dan con ese rescoldo mínimo y deshabitado del que cada noche renaces renqueantes mis debilitados sueños

viernes, 6 de marzo de 2009

NO TODO ESTÁ PERDIDO (IDEAS SUELTAS)

(1)

Es raro que pase un día sin que alguien a mi alrededor despotrique de los alumnos de hoy. Yo mismo lo habré hecho mil veces. Sin embargo, últimamente no dejo de sospechar que tal vez todo parta de la manía que muchos tienen de juzgar hoy a los chicos como si todavía viviéramos hace veinte años. Este mundo de hoy es su mundo, y sospecho que quien no se entera de la película no son los alumnos, sino nosotros.

(2)

Basta una pizarra para enseñar (y aprender), pero en los tiempos que corren seguir manchándose los dedos de tiza es (pienso) un anacronismo que no hace sino evidenciar que alumnos y adultos coexistimos en mundos diferentes. Entre medias campan a sus anchas los “innovadores”, que introducen las nuevas tecnologías en sus clases antediluvianas.


(3)

Los niños de hoy no disfrutan con la lectura, dicen, y no se paran a pensar que leer en la escuela está casi siempre indisolublemente asociado a la conjunción “y” (lee y contesta; lee y resume; lee y busca tres sustantivos abstractos…). Parece mentira que una letra tan pequeña pueda ser la culpable de tal cantidad de trabajo. Leer es tal vez el más grande acto de libertad, y no puede llevar asociado más obligación que la del disfrute propio de la lectura. Poner esto en práctica, sin embargo, puede ocasionar consecuencias catastróficas, y puede que pronto te veas obligado a reñir a algún alumno porque está leyendo mientras tú explicas.

jueves, 5 de marzo de 2009

SIETE ALMAS


Vale. Sólo es una película. Pero puede servir para poner los pies en el suelo a todas aquellas personas que creen que su vida no es tan maravillosa como ellos desearían. Incluso (si la señora no está presente) puede que se descubran con el rostro surcado de agridulces lagrimones. Muy, muy recomendable.

lunes, 2 de marzo de 2009

TIPOS Y TIPOS

Siempre he sido de la opinión de que en la vida hay, básicamente, dos tipos de personas: las que hacen cosas y las que se pasan la vida mirando las cosas que hacen las primeras. No sé, por un lado están aquellos que salen en la tele o en los periódicos porque han ganado una medalla, han salvado cien vidas, han descubierto una vacuna o han coronado varios ocho mil. Y luego estamos los que vemos, leemos o escuchamos esas noticias. Hay gente que actúa y gente que mira. Yo denomino a estos dos grupos “Emprendedores” y “Pasivos”. Y, dentro de los que miran, de los pasivos, suelo diferenciar dos subgrupos: el de los “pasivos acomodados”, que no aspiran a nada y son felices así, y un subgrupo que denomino “pasivos soñadores”, que aunque pasivos, tienen como máxima aspiración llegar a ser algún día como los emprendedores. El problema en estos casos es que no tienen la fuerza de voluntad necesaria para conseguirlo. Son todos aquellos tipos que quisieran escribir un gran libro o sacar la nota más alta en unas oposiciones, pero que les falla la constancia, la voluntad, el esfuerzo para conseguirlo. La perseverancia. Pues bien, de un tiempo a esta parte estoy sopesando muy seriamente la posibilidad de añadir a éstos un nuevo grupo, que quedaría encuadrado entre los “Emprendedores” y los “Pasivos”. A grandes trazos estaría compuesto por todas aquellas personas que aparentan ser como los “Emprendedores” pero que realmente son “Pasivos” de manual. Todavía no tienen nombre. Provisionalmente yo los denomino “Enterados”.
A continuación os dejo unos dibujos que enlazan un poco esta perorata con la innovación en la educación. Y es que no es raro encontrar últimamente dentro de la enseñanza a retrógrados cantamañanas reconvertidos en abanderados de la innovación. La tiza y el libro de texto son hoy un powerpoint o una pizarra digital, pero la actitud y el mensaje son los mismos.