miércoles, 10 de diciembre de 2008

CÓRDOBA

No es un ningún secreto. Córdoba es el lugar al que siempre quiero volver, y la Judería de madrugada una puerta con vistas a un mundo que ya sólo habita en mi mente. Basta un rincón como este (ubicado junto a la Puerta de Almodóvar, al inicio de calle Cairvan) para que merezca la pena acercarse hasta esta ciudad y perderse entre sus callejas.

No hay comentarios: