domingo, 17 de agosto de 2008

EL TIEMPO DETENIDO

Un domingo cualquiera en la Sierra de los Molinos, en Campo de Criptana. Apenas las diez de la mañana. Un par de viejos sentados a la sombra de un molino toman el fresco. Silencio. Ya digo. Una buena forma de pasar el domingo.

No hay comentarios: