jueves, 28 de agosto de 2008

JUAN MUÑOZ



Tal día como hoy, hace 7 años, falleció en Ibiza el escultor Juan Muñoz. Tenía 48 años. Sus esculturas hablan por sí solas, así que para qué estropear esta entrada con palabras.

VIDEO DE LA EXPOSICIÓN DE JUAN MUÑOZ EN EL GUGGENHEIM (BILBAO)



lunes, 25 de agosto de 2008

DUANE HANSON

No soy experto en arte. De hecho, no soy un entendido en nada. Comprendo que esto, en un mundo cada día más repleto de enterados, certificados y empujones, tal vez sea un lunar más en mi destartalado currículo. Pero me niego a hacer crítica barata de la obra de ningún artista, o ensalzar trabajos en los que apenas si entreveo algo más que la belleza de unas formas, el gusto al mezclar ciertos tonos, o la sutileza de determinados acordes. Por eso en este blog me limitaré a poner fotografías de aquellas manifestaciones artísticas que, por algún u otro motivo, me dicen algo. Aunque, como ya he dicho, a menudo no sepa qué.
Hoy es el turno de DUANE HANSON, un escultor estadounidense que nació en Minnesota en 1925.

domingo, 24 de agosto de 2008

LA (MALDITA) MEDALLA DE PLATA


Terminamos las Olimpiadas con 18 medallas. De ellas, si no me equivoco, 10 son de plata. Durante estos días he escuchado hasta la saciedad esa cantinela que reza algo así como que “el oro y el bronce se ganan, mientras que la plata se pierde”. Dicho esto, uno ve las diferentes ceremonias de entrega de medallas, y comprueba que los que ganan la de oro o la de bronce las recogen alegres, eufóricos, mientras que la de plata es acogida a menudo con extrema frialdad e indiferencia. Afortunadamente esto no ocurre siempre, y algunos de nuestros deportistas (natación sincronizada, ciclismo, baloncesto o dobles femenino en tenis) están en el podio y se les nota en la cara su alegría por el resultado obtenido. Son segundos en una Olimpiada. Que se dice pronto. Pero luego tenemos a otros, tipo David Cal en piraguismo o, sobretodo, la selección de hockey sobre hierba, que les están entregando la medalla de plata y la reciben como quien recibe la noticia del fallecimiento repentino de una madre, con el semblante serio y desencajado del que tiene una almorrana en el culo que le está quitando la ilusión de vivir. No sé, si no quieren la medalla que se la den a los que han quedado cuartos. O quintos. O a los últimos. A mí, lo que más me molesta de todo esto es la sospecha de que esa disconformidad por haber quedado “solo” segundo no esconda un lógico y momentáneo enfado consigo mismo, sino un esquizofrénico sentimiento de injusticia, un apaño mental que justifique la propia derrota, sustituyendo el “soy el segundo” o “me han vencido” por el “me han robado la medalla de oro”. Eso es al menos lo que yo veo cuando miro a estos deportistas amargados a los ojos: seres irritados porque le han robado una medalla que ellos pensaban (todavía piensan) que se merecían más que el que la lleva colgada del cuello. Y hay una gran diferencia entre robar algo y perderlo.

miércoles, 20 de agosto de 2008

LA PLAGA


Siempre era igual. Una tarde cualquiera los veías aparecer por una esquina de la Rambla, y entonces comprendías que todo había terminado. A fin de cuentas nadie había logrado sobrevivir a la plaga más de un trimestre. Su modus operandi era simple: una avanzadilla compuesta por dos o tres exploradores examinaba durante unas horas el terreno, y tras dar su aprobación el resto iniciaba el ataque mortal. El primer día aparecían siete u ocho. El segundo ya eran más de veinte. Y cuando el propietario de la cafetería quería darse cuenta tenía todas las mesas de su terraza ocupadas por docenas de octogenarios, febrilmente entregados al complicado arte de dejar pasar las tardes sin consumir otra cosa que un vaso de agua de grifo o una granizada compartida entre ocho. Ante tal invasión no escaseaban los empresarios (los más osados, o quién sabe si los más ilusos) que, armándose de valor, habían iniciado heroicas cruzadas encaminadas a recuperar su negocio. Pero todo era inútil. Nada podía frenar a la plaga, y día tras día la caja no hacía sino disminuir. Así las cosas, sólo era cuestión de tiempo que las deudas empezaran a ahogar al dueño, obligándolo finalmente a cerrar. Cuando esto ocurría, el poderoso ejército de ancianos quedaba durante unos días desamparado, fragmentado en múltiples grupitos que vagaban por la Rambla sin rumbo fijo, pero lo cierto es que su instinto de supervivencia ya se había activado de nuevo. Era entonces cuando, atrincherados en sus establecimientos, los propietarios de las pocas cafeterías y heladerías que aún seguían en pie en el centro de la ciudad redoblaban sus plegarias a Dios, con la pueril esperanza de no ser ellos la próxima víctima de la pausada e implacable tenacidad de la tercera edad.

Es curioso, pero esta tienda de ropa, ubicada en plena Rambla de Vilanova i la Geltrú, era una de las cafeterías de más éxito (famosa por sus ventanales, que ofrecían una vista envidiable a la calle). Poco a poco, sin embargo, dicen que comenzó a llenarse de ancianos, que por el módico precio de un café, una horchata o un granizado de limón, ocupaban las mesas del negocio durante toda la tarde. Esto llevó a los dueños a la ruina. E, ironías del destino, ahora en ese lugar se vende ropa a la gente más joven. Los más consumidores. Hasta el nombre de la tienda parece de broma: "Teenagers".

domingo, 17 de agosto de 2008

EL TIEMPO DETENIDO

video

Un domingo cualquiera en la Sierra de los Molinos, en Campo de Criptana. Apenas las diez de la mañana. Un par de viejos sentados a la sombra de un molino toman el fresco. Silencio. Ya digo. Una buena forma de pasar el domingo.

sábado, 16 de agosto de 2008

POR COSAS COMO ESTA

6.000.000.000 de seres humanos en el mundo. De ellos, aproximadamente el 50% mujeres. Qué puede tener una de ellas de especial para verla como única, como la persona en concreto con la que quieres construir lo que diablos sea que uno construye cuando no está trabajando, o durmiendo, o vomitando. No lo sé. En mi caso, tal vez cosas como esta:

martes, 12 de agosto de 2008

LAS LENGUAS TAMBIÉN SE EXTINGUEN

No sólo hay plantas o animales en peligro de extinción. También son muchas las lenguas que en el mundo desaparecen continuamente. El libro rojo de la UNESCO sobre "Lenguas en Peligro para Europa" registra 94 lenguas, algunas de ellas ya muertas. Entre esas lenguas en peligro de extinción encontramos algunas muy conocidas como el gaélico-escocés, el aragonés, el asturiano, el leonés, el mozárabe, el dálmata, o el romaní. Esta situación es incluso más grave en otros lugares del mundo. Así, hay lenguas como el "jabutí", que sólo cuenta con 5 hablantes. En Australia sólo el 10% de las 250 lenguas aborígenes tienen asegurada su supervivencia. En Alaska, de 20 lenguas nativas hoy sólo 2 siguen siendo transmitidas generacionalmente. Precisamente de ese rincón del mundo llegan ahora tristes noticias. Y es que ha muerto a los 89 años Marie Smith Jones, la última hablante de los "eyak", una tribu que habitaba en la costa del Pacífico Sur de Alaska. La acción de las grandes empresas madereras ha despoblado ese lugar, talando los árboles, y haciendo desaparecer a tribus enteras. La lengua que desaparece con Marie Smith Jones era una lengua remota (más de 8.000 años de antigüedad) con más de 10.000 términos registrados. Posiblemente ahora mismo, mientras lees esta noticia, es posible que haya lenguas en el mundo que están desapareciendo, que nunca podrán volver a ser oídas ni habladas.
(Basado en "Hablar y Pensar: Tareas Culturales", de Honorio Velasco; y de XL Semanal de ABC. Nº 1.059. Escrito por María Pin).

BANKSY

Banksy es el pseudónimo de un artista del cual apenas se sabe nada, salvo que es inglés (posiblemente nació en Bristol) y que se gana la vida haciendo unos grafittis fabulosos. Muchas son las personas y medios de comunicación que desde hace tiempo vienen especulando sobre quién es realmente Banksy. A nosotros este aspecto nos trae sin cuidado (si oculta su identidad, sus razones tendrá), de modo que vamos a centrarnos en su obra. A continuación os dejo una selección de sus piezas, pero podéis encontrar muchas más en la web de Banksy.

Para mas info: www.banksy.co.uk

OTRA DE NOMBRES

Aquí os dejo otro nombre espeluznante, hallado en un buzón perdido de Vilanova i la Geltrú hace un par de días. Pese a todo, aún podría haber sido peor si en lugar de la "e" del segundo apellido figurara una "i". En fin, a este paso habrá que abrir una sección de nombres curiosos.

sábado, 9 de agosto de 2008

EL FIN DEL MUNDO

Lo dejó todo, convencido de que ese día sería el fin del mundo. Según contó después, lo había soñado. Que de repente, en mitad de la tarde, todo quedaba a oscuras. En silencio. Inexplicablemente, pensó que cuanto más al sur huyera más tardaría la vida en extinguirse. Eso hizo que el temido instante lo sorprendiera en un tren camino de Málaga, justo cuando el reloj marcaba las cinco. Su corazón casi estalló en pedazos al ver cómo la oscuridad invadía por sorpresa el vagón. Tardó varios segundos en comprender que sólo era un túnel.

viernes, 8 de agosto de 2008

EL INFIERNO EXISTE

Efectivamente. El infierno existe, y se encuentra en el subsuelo de Barcelona. Concretamente en algunas líneas de su metro (L2, L5). Temperaturas cercanas a los 40º C, que hacen la vida bajo tierra casi imposible. Ancianos jadeando, bebés con sarpullido, cuerpos sudorosos al borde del colapso. Un trayecto desde Plaza Catalunya a Barcelona-Sants es un reto para la supervivencia humana. Pruebenlo si no me creen. Yo les aconsejo un bono de 10 viajes. Por 7,20 € sus antiestéticos michelines tienen los días contados.

lunes, 4 de agosto de 2008

FERR...

Paseaba anoche por la Rambla de Vilanova i la Geltrú, aguardando la "baixada dels gegants de Vilanova", cuando me topé con esta simpática placa.

viernes, 1 de agosto de 2008

LA ESPECIE: UN GRUPO MÍTICO

Esta tarde recibí un email de Dani, un antiguo amigo de Palma del Río. Me cuenta que el que fue nuestro local de ensayo durante un montón de años va a transformarse en una oficina, y me manda un par de fotos del lugar, antes de iniciar las reformas. Lo cierto es que estoy contemplando esas fotos y me vienen a la mente multitud de tardes y noches ensayando entre paneles de corcho y cartones de huevo. Entre 1989 y 1996 ese lugar fue nuestro local de ensayo, una guarida en las que pasábamos casi más tiempo que en nuestras casas. Luego la vida nos fue llevando a cada uno por caminos diferentes. Y así hasta hoy, apenas un presente de instrumentos mudos, desperdigados por sótanos y trasteros de media España. Como anécdota, digamos que el dibujo enorme del guitarrista del fondo fue pintado el 1 de agosto de 1990. Curiosamente, hoy se cumplen dieciocho años de ese día. Justo el día en el que, casualidades del destino, algún albañil se dispone a picarlo o sepultarlo para siempre tras alguna capa de yeso.